viernes, 6 de junio de 2008

Islas Galápagos, ni tan chicas ni tan cerca

PUERTO AYORA, Abril 2008. Llegar al principal puerto de las Islas Galápagos, Puerto Ayora, no fue fácil. Cuando uno baja del avión, tras casi dos horas de vuelo desde Guayaquil, en Ecuador, una cachetada de aire denso y caliente deja enseguida en evidencia la cercanía con la línea ecuatorial, que divide al mundo en norte y sur.

Cuanto trataba de ambientarme a los 35 grados todavía vestida con los jean y zapatillas que traía desde Buenos Aires, la guía de turismo que nos esperaba soltó un dato de los mas alarmante: tranquilos, ahora toman sus valijas las suben al micro que nos transportará hasta el puerto (10 minutos), allí cruzamos el Canal de Itabaca en un ferry (otros 10 minutos) y luego nos espera un taxi que en 45 MINUTOS nos dejará en el hotel. Parecía broma pero no lo era y confirmé entonces el primer dato erróneo que tenía sobre las Galápagos: son tres o cuatro islas chiquitas perdidas en el océano Pacifico. No, para nada.

El archipiélago tiene en total 157 entre islas e islotes de las cuales 15 pueden ser visitadas, y de esas solo cuatro –las mas grandes- están habitadas por el hombre. La más importante es la isla de Santa Cruz con 986 km cuadrados y unos 18.000 residentes, cuyo puerto, Ayora, alberga la mayoría de los hoteles del archipiélago y desde donde parten casi todas las excursiones incluidas en los paquetes combinados, que ofrecen hospedarse en tierra y navegar durante el día.

Tal vez esta no sea la forma mas recomendable de conocer Galápagos si uno dispone de menos de una semana, ya que se pierde mucho tiempo de viaje porque las islas están separadas a no menos de 2 y 3 horas de navegación desde Puerto Ayora, pero si la mas económica.

Un dato importante es que el aeropuerto de Galápagos, Baltra, opera solo por la mañana es decir que el día de llegada (no olvidar tramites de ingreso, posibles retrasos, traslados nunca menores a una hora y media, check in, descanso mínimo) y el de partida prácticamente se pierden y es por eso que a los paquetes ofrecidos deben descontarse siempre dos días para saber cuanto efectivamente uno podrá permanecer en las islas.

Un consejo, si uno es fanático de la fauna y la flora y elige pernoctar en tierra, debe comprar mínimo un paquete de 8­/10 días para poder usar 6 a 8 completos en excursiones. Sino se quedará con las ganas porque para ver animales en estado natural, uno debe tener mucha suerte o mucho tiempo.

La otra opción son los cruceros (a partir de 12/14 personas), que por las noches hacen los trayectos de isla en isla y a la mañana siguiente los pasajeros desembarcan y están a pocos minutos de su siguiente atracción turística. Estos paquetes pueden resultar entre 20% y 50% más caros que los combinados pero permiten visitar mas lugares en la misma cantidad de tiempo o aun mejor, las islas mas alejadas donde la diversidad y cantidad de animales terrestres y marinos que uno puede ver es infinitamente mayor que los que habitan las islas cercanas a Santa Cruz. Además los cruceros no aceptan niños menores de 8 años.

Se preguntaran, pero a quien se le ocurre ir a Galápagos –donde uno se la pasa de navegando, caminando, trepando o contemplando silenciosamente animales- con un pequeño. Precisamente a mí, pero esta es otra historia.

4 comentarios:

Rosendo dijo...

Muy bueno el comienzo. Ahora contanos la historia que te llevo a Galapagos.

Julieta Valente dijo...

Ja! te desilucionarias. digamos siempre estuvo en nuestros planes, pero en diciembre vencian millas de LAN y dijimos: a que parte de sudamerica vuela LAN directo de Buenos Aires?. Guayaquil. Genial, y que hay para ver por ahi?. Galapagos, entre otras cosas maravillosas. Y alli fuimos.

Tota dijo...

Julieta, lindo el blog, leido todo lo en diagonal que ser madre y trabajar me dejo. Cuando la vi a Oli tan bronceada supuse (traicion de mi agotado subconciente?)que habian andado por algun resort brasilero. Jamás me imagine que se habian ido con Oli a... las Galápagos!! Me saco el sombrero ante tu valentia. Yo todavia estoy pensando si voy o no voy al Delta! No prometo entrar porque probablemente no lo cumpla, pero lo voy a agregar a mis favoritos, ya que los viajes aventureros son una de mis pasiones.

Julieta Valente dijo...

Si, Olivia tiene padres locos de remate. Pero se esta divirtiendo. Intentamos con el resort de brasil cuando ella tenia 5 meses y fue una buena opcion para ese momento, pero algo aburrido. asi que decidimos sumarla a nuestro plan aventurero y que se acostumbre de chiquita. Gracias, saludos!